logologo-en
UN-Emblem

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vicepresidente y Canciller Varela celebra aniversario de la firma de la Carta de la ONU

28 de octubre de 2010

canciller-carta onu

PANAMA - El Vicepresidente y Ministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Varela, dijo este miércoles que con el establecimiento del hub regional de las Naciones Unidas en Panamá, el país se ha transformado en un centro de relevancia internacional subrayando ese papel histórico que ha tenido como puente cultural, social y económico de las Américas.

En ocasión del sexagésimo quinto aniversario de la firma de la Carta de las Naciones Unidas y los 52 años de cooperación con la República de Panamá, el Jefe de la Diplomacia panameña indicó que desde Panamá se facilitarán acciones claves a la integración de la cooperación regional. La creciente presencia de la ONU en Panamá y por ende en la región ha permitido dar respuestas más ágiles y directas a las demandas de la región.

La Organización de las Naciones Unidas fue establecida el 24 de octubre de 1945, por 51 países (hoy son 192 países miembros) Entre sus miembros fundadores esta la República de Panamá. De conformidad con la Carta, las Naciones Unidas tienen cuatro propósitos: mantener la paz y la seguridad internacional, fomentar entre las naciones relaciones de amistad, realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales y la promoción del respecto de los derechos humanos y servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones.

“Hace 65 años, desde que Panamá, así como otras 50 naciones unidas ratificaron su compromiso con los principios de esa Carta, reafirmando la fe en los derechos fundamentales del hombre; en la dignidad y el valor de la persona humana; en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas, precisó Varela en la ceremonia que tuvo lugar en el Palacio Bolívar, Casa de la Diplomacia Panameña.

“Así como, en este mismo recinto en 1826, Panamá se unió al gran sueño del Libertador Simón Bolívar; en la ciudad de San Francisco, dimos nuestro aval a otro sueño, confiados en que solo el esfuerzo colectivo podía ser garante de la paz y la buena convivencia entre todas las naciones”, destacó el Canciller Varela.

El canciller panameño indicó que seis décadas después, dentro de un contexto internacional tan cambiado y convulsionado, estos mismos propósitos siguen enmarcando las relaciones y dirimiendo las diferencias entre todos los pueblos del mundo y ponderó las acciones de la ONU como las operaciones de paz a través de los Cascos Azules y la mediación, así como la ayuda humanitaria en casos de desastres.

En cuanto a la relaciones de Panamá con la ONU, el Canciller Varela destacó la colaboración del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y demás agencias del Sistema de las Naciones Unidas, cuya colaboración es fundamental a la ejecución de proyectos y programas que hacen al desarrollo económico, social y cultural de nuestro país.

En este momento que nos preparamos para el nuevo periodo del marco de cooperación para el desarrollo con el PNUD, la ocasión es propicia para identificar las prioridades de las actividades de las Naciones Unidas en nuestro país, agregó el Canciller y mencionó el impulso necesario para alcanzar las metas de los objetivos de desarrollo del milenio en áreas como el combate a la desigualdad y el aumento de la calidad de vida del panameño, la lucha por la seguridad ciudadana, el salto cualitativo en la educación, señaló el Vicepresidente Varela.

Por su parte, la Coordinadora- Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Kim Dolduc; resaltó los aportes de panameños como el Dr. Ricardo J. Alfaro, en la presentación de la Carta para la aprobación de la Asamblea Constituyente reunida el 22 de octubre de 1945 y los importantes conceptos sobre la Declaración de los Derechos y Libertades fundamentales del Hombre y sobre los Derechos y Deberes de los Estados; que enriquecieron los debates que concluyeron con la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948.

Mientras tanto, en la invocación religiosa el Nuncio Apostólico de Su Santidad y Decano del Cuerpo Diplomático acreditado en Panamá, Monseñor Andrés Carrascosa Coso, formuló votos por la misión de las Naciones Unidas en la construcción de un mundo cada día más fraterno en el que las relaciones internacionales estén basadas en el respeto, en la paz, la justicia, el desarrollo, la asistencia humanitaria y en el bienestar común.

En el evento participaron, la Secretaria General de la Cancillería de la República, Priscilla W. De Miró, Directores Generales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Embajadores Representantes y Miembros de Organismos del Sistema de las Naciones Unidas e invitados especiales.

© 2010 Permanent Mission of Panama to the United Nations