logologo-en
UN-Emblem

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Informe del Diálogo interactivo sobre el Tráfico de Personas y la Violencia contra la Mujer

El tráfico afecta a millones de gentes, y ocupa el segundo lugar  (después del tráfico de drogas) en ganancias de dinero en efectivo para los que viven de esta lacra. No hay un solo país inmune al tráfico, ya sea como país de origen, de tránsito o de destino final.

Los Estados Miembros de Naciones Unidas deben comprometerse como una prioridad a ratificar e implementar la Convención contra el Crimen Organizado Internacional y su Protocolo para Prevenir, Suprimir, y Castigar el Tráfico de Personas, especialmente de mujeres y niños. En el año 2010 se adoptó el Plan Global de Acción para proteger y  asistir a las víctimas de tráfico. Es necesario implementarlo.

Es importante  tener una dirección y un teléfono donde las víctimas puedan dirigirse, y desarrollar campañas de concienciación para ganarse su confianza. El otro paso es su reintegración a la sociedad tomando en consideración las dificultades que van a encontrar, sobre todo en sus comunidades de origen. Estas víctimas necesitarán compañía para sobrepasar las consecuencias físicas y psicológicas del trauma sufrido.

Hay que coordinar actividades de prevención y apoyo multilaterales con UNODOC, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, y UNICEF  entre otros, para terminar con este terrible crimen. Por último hay que contribuir al Fondo para las víctimas del tráfico; estas donaciones son manejadas por UNODOC.

 

© 2010 Misión Permanente de Panamá ante las Naciones Unidas